Mi primer DROP IN con el Carver Surfskate

drop in con carver surfskate

Nunca me había subido a un skate hasta finales de octubre del año pasado, octubre de 2018. Nunca en mi vida. Y ese día tampoco es que triunfase con el skate. No se puede triunfar en todo el mismo día (yo me entiendo). 😂

Lo que tengo claro desde hace tiempo es que me gustan los retos. Por algo estoy aprendiendo a surfear con 40 y tantos años 😂 Y ahora que sé que un Carver me va a ayudar a mejorar mi SURFING (como me lo contaba Axi Muniain en esta entrevista que os enlazo de vez en cuando en mi blog pero es que creo que Axi dice muchas cosas interesantes), pues además de carvear me planteé el siguiente reto: HACER UN DROP IN en el skate park.

Suscríbete a mi canal de YouTube haciendo clic en la imagen

Ahora son ya varios meses los que ando patinando con un Carver, utilizando tanto ejes CX como C7. Me queda tantísimo por aprender pero lo disfruto un montón.

¡Quiero aprender a hacer un DROP IN con el Carver!

La semana pasada le dije a mi súper profe de skate, Mike, que me enseñara a conseguir un drop in. Quería lanzarme desde lo alto de la rampa (desde lo alto de la rampa más bajita)(jajaja).

No puedo estar más contenta porque… ¡lo conseguí al segundo día!

¿Queréis sentir la adrenalina y el vértigo que sentí yo? ¡Jajaja! Bueno, o quizá una parte del miedo que me corría por las venas. Aquí tenéis el vídeo de 4 minutos con mi primer drop in con el Carver Surfskate:

 

¿Cuál es para mí el “truco” para conseguir un DROP IN?

Tener muchas ganas y tener una mano como la de mi profe Mike. Que alguien a tu lado te corrija los errores y te vea con ganas como para animarte a conseguir tu objetivo pese al MIEDO que te da intentarlo… ¡Es lo mejor que te puede pasar!

No importa si es un amigo, una amiga, tu novio, tu vecino del quinto… Si te animan, te dan la mano para apoyarte las primeras veces y son capaces de corrigirte… será genial.

Recordad, equilibrio en lo alto de la rampa. Después todo el peso en la pierna delantera, con decisión, y flexionamos piernas durante la bajada. Así el DROP IN con el Carver será pan comido.

¿Os da miedo? A mí mucho, pero como me recordaban hace unos días:

“Y si te da miedo, hazlo con miedo”.

¡Gracias por pasaros por el blog!

¿Tenéis un Carver o queréis compraros uno? Si no tenéis claro qué Carve Surfskate deberíais conseguir, aquí os dejo una entrada del blog para entender un poco mejor las diferencias y averiguar qué Carver deberíais compraros.

Sígueme en Instagram: Elena Surfea

¡Suscríbete a la Newsletter de Surfea como Puedas!